COMPARTIR

Didier Mariotti es el onceavo
maestro bodeguero de Veuve Clicquot

Madame Clicquot fue una mujer audaz. Cuando su marido falleció en 1805, tomó las riendas del negocio a pesar de tener tan solo 27 años de edad.

Fue una productora exigente que luchó incansablemente por conseguir la máxima calidad. Pionera y visionaria en cuanto al carácter destacado de sus vinos gracias a su vinificación, su mezcla y su sabor, fue consciente de que debía producir un champagne cuya alta calidad fuese constante en el tiempo. Por eso, perfeccionó los procesos de maduración y de selección de sus viñedos.

El ahora onceavo maestro bodeguero de Veuve Clicquot, Didier Mariotti, está decidido a mantener esta visión.

Se le ha encomendado la tarea de conservar el saber hacer de la casa y su inimitable estilo, protegiendo su tesoro oculto de bodegas y vinos de reserva y trazando el futuro camino de Veuve Clicquot mediante el diseño y la creación de cosechas icónicas con su uva característica: la Pinot Noir.

“Me enorgullece formar parte de una casa tan histórica y perpetuar más de dos siglos de experiencia con cosechas icónicas como La Grande Dame o Yellow Label, haciendo propio el lema de Madame Clicquot de que ‘solo existe una calidad: la mejor’” - Didier Mariotti.
Mantente al día con todo lo nuevo de Veuve Clicquot apuntándote a nuestra newsletter.

Artículos relacionados

EL ARTE DE RECIBIR Es un ruido que inicia la fiesta. O, más bien un sonido, siempre el mismo, como si fuese una ceremonia. Cuando el tapón de corcho de una botella de champagne salta por los aires, todos saben que se ha dado el pistoletazo de salida y que la fiesta puede realmente comenzar. ¿Y cuándo terminará? Eso, nadie puede decirlo.

LA GRANDE DAME, UN REGALO COMO NINGUNO Más que un champagne, La Grande Dame es un regalo en el amplio sentido de la palabra.