La Grande Dame

La Grande Dame es una muestra de la excelencia de la casa. Expresa perfectamente su amor por la pinot noir, que ha representado más del 90 % de la mezcla desde la cosecha de 2008. La responsabilidad que recae sobre los hombros del maestro bodeguero es ensalzar esta uva y lograr el equilibrio perfecto para que se exprese a través de su carácter refinado, elegante, ligero, delicado, pero potente, con firmeza, una sutileza extrema y cierta contención. Es un tributo a Madame Clicquot y a las almas creativas y elegantes que han seguido sus pasos. Un vino para reflejar la propia imagen de La Grande Dame. Madame Clicquot usó su determinación, intuición y visión para elegir y adquirir parcelas excepcionales en las localidades de Bouzy, Verzenay y Verzy, que más tarde obtendrían la prestigiosa clasificación de Grand Cru.

La Grande Dame 2012 es un vino preciso y delicado al Es lúdico, enérgico y alegre. Esta nueva cosecha ofrece una fuerte mineralidad debida a la Pinot Noir, que se equilibra con la frescura de la mezcla. Su potencial de envejecimiento es inmenso. Catar este vino me hace vubrar”.
Didier Mariotti, maestro bodeguero de Veuve Clicquot

EL TESORO OCULTO DE LA CASA

Expresa perfectamente su amor por la pinot noir
La mezcla de La Grande Dame 2012 se confecciona fundamentalmente a partir de uvas de viñedos de Grand Crus de entre los más prestigiosos en champagne. La pinot noir domina la mezcla en un 90 %, con uvas de Aÿ, Verzenay, Verzy, Ambonnay y Bouzy. El 10 % de Chardonnay procede de los Grands Crus Avize y Mesnil-sur-Oger.
 
 
Play

EL VINO BASE

Vineyard Vineyard Vineyard Vineyard Vineyard

Con su meteorología extremadamente caprichosa, pocos podrían haber predicho el resultado de la cosecha de 2012. Sin embargo, a finales de año reinaron la calidez y la luz del sol, que terminaron de definir esta cosecha excepcional. Ejemplo certero del estilo de La Grande Dame, este caldo expresa a la perfección la madurez radiante de la cosecha de 2012 y la delicadeza y la complejidad de la pinot noir. Durante la primavera, hubo un 60 % más de precipitaciones de la media, seguidas por una escarcha tardía y varias tormentas de granizo que echaron a perder más de 1000 hectáreas de champán. Tras un comienzo difícil de la temporada y los diversos caprichos del clima (heladas, lluvias torrenciales, tormentas eléctricas, granizo, bajas temperaturas...), dominó el clima suave y la naturaleza trajo un verano cálido y seco. La temporada de verano se asentó a mediados de agosto con unas condiciones perfectas de luz solar, un clima muy seco y altas temperaturas hasta el final de la cosecha, produciendo unas uvas de alta calidad con buena madurez y equilibrio, similares a las de 1989 y 2002.

Nota de cata

Al principio se perciben unas notas iniciales en nariz de flores blancas como jazmín, madreselva y flores de vid que luego se abren a matices más afrutados de manzana, pera y melocotón. El buqué se remata con unas notas de almendra cruda y franchipán. En boca, el vino base revela aromas más complejos: albaricoque seco, avellanas, miel y caña de azúcar. Las texturas sedosas aportan al vino su personalidad, elegancia y carácter. Su maduración le ha aportado una profundidad y una fuerza especiales al vino.
Agreements
mets & wine
  • Vegetales frescos
  • Hierbas frescas
  • Frutas frescas

FICHA TÉCNICA

StructureReservewinesVinostintosDosageFRESCURACARÁCTERAFRUTADO
Structure
Pinot Noir
90%
CARÁCTER AFRUTADO
Meunier
0%
FRESCURA
Chardonnay
10%
Reserve wines
None
0%
Vinos tintos
None
0%
Dosage
Brut
6 G/L
Serving temperature
10 - 12
POTENCIAL DE ENVEJECIMIENTO
10 - 15
Años
  • Grands crus
  • Premiers crus
  • Otros crus

Celebrar el nuevo vintage: Veuve Clicquot La Grande Dame 2012 por Yayoi Kusama

La icónica japonesa Yayoi Kusama envía un mensaje de felicidad a todo el mundo al imaginar una creación única, alegre y colorida especialmente concebida para Veuve Clicquot

Yayoi Kusama adorna la caja y la botella de La Grande Dame 2012 con sus icónicos símbolos. La opulenta flor simboliza la vida, el amor y la paz. Los lunares, estampado por excelencia de Yayoi Kusama, se transforman en las burbujitas de champagne que conforman La Grande Dame 2012.